sábado, 17 de enero de 2009

*(Poder ser inmortal)*


Prometeo



Creo en la verdad,

creo en mi verdad..

en que cada palabra me sirva

para poder demostrar

que la persona que llevo dentro

al manifestarse casi se asemeje a un Dios..


Pues todo lo puedo,

y nada significa poder..

A cada instante, a cada segundo..

saber que siento, saber que existo..

plasmar mi yo...


Cada día al levantarme

la superación me hace ser el mejor ..

soy importante

puedo conseguir un instante..

en el recuerdo por una milésima de tiempo..


Que ma hará perdurar

más allá de la vida

y me haga sentir vivo,

aún estando lejos,

muy lejos de este mundo...


Mi trabajo, mi esfuerzo...

mi dedicación de cada día..

en el fondo me incita a ser alguien.


Alguien que se pueda recordar,

que merezca la pena mencionar...

y que venciendo a la muerte ..

consiga la inmortalidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Lola,¿ te has planteado alguna vez dedicarte a la posía? Me ha encantado y le doy la razón a Josefina, es impresionante y además me hace muchísima ilusión que nos hayas hecho partícipes de tu "Poder ser inmortal".¿Crees que, de alguna manera, no somos ya un poco dioses y por tanto inmortales?.Seguro que en algún momento de nuestra vida hemos podido dejar una huella por la que alguien nos recordará y por tanto no pasamos inadvertidos, a partir de ese momento nos convertimos en dioses.Pero queremos ser inmortales`por nosotros o por los demás? Para quiénes necesitamos ser importantes?

Josefina dijo...

Ya estoy yo por aquí comentándote :)
Pues nada, decirte que a mí me ha encantado el poema! Y ya sabes, que como ya te he dicho... parece que te dedicas a la poesía!

Yo creo que en realidad todos llevamos dentro un Prometeo..
Sino... ¿Qué sentido tendrían muchas de las acciones que realizamos a lo largo de nuestra vida? Puede que lo único que se pretenda es, de algún modo, conseguir la inmortalidad, ¿No?

Naxos dijo...

¿Qué tal Lola?.Me alegra mucho oir voces del otro IES.Tus dos poemas sinceramente fantásticos:El de Prometeo me ha recordado a Aquiles y su búsqueda de la fama como instrumento de la inmortalidad;y el
de segundo ,el poema de Quevedo "Amor más allá de la muerte" el que termina:
"polvo serán,más polvo enamorado."
Está claro que por Orihuela corren vientos de poetas.Muy bonitos y gracias por dárnoslos a conocer.Ha sido un placer.