sábado, 20 de noviembre de 2010

Prometeo en la música

Beethoven - Las criaturas de Prometeo


Esta obra de Beethoven da otra imagen de lo que es o debe de ser Prometeo.

La idealización que como siempre hace Beethoven de las cosas, le lleva en este caso de Prometeo, a desarrollar en la escena a un servidor de los dioses que con el fallo de traspasar las fronteras de la confianza con sus dioses mayores, lleva su propósito de crear sus "criaturas" con la ayuda de Apolo, Pan, y otros personajes de la liosa y enredadora mitología Griega.

Con la Llama Divina las estatuas creadas por Prometeo toman vida, pero se da cuenta de que sólo toman vida, esto es, no tienen ni razonamiento ni sentimiento ni nada; no tienen Alma. Así que decide destruirlas. Antes de eso presenta su "creación" ante la divinidad de Apolo, para que este las instruya en las artes y las ciencias. Así, las criaturas, de nombre Euterpe y Anfión comienzan a jugar por todas partes.