miércoles, 15 de febrero de 2012

Relieve de Orfeo


Relieve de Orfeo. Museo Bizantino (Atenas)

La fiesta de Orfeo



Un crimen dantesco, un gran detective, un actor aprendiendo a asustar y una película maldita por la que la gente mata... Una novela de misterio extraordinaria. Cuando nadie apostaba por el cine de terror, Hammer Films rodó La maldición de Frankenstein y se convirtió en un éxito. Esta novela combina realidad y ficción para narrar una apasionante aventura ambientada en aquel episodio histórico con un final escalofriante.

El gobierno británico está desconcertado ante los horribles sucesos acontecidos en una aldea de la frontera escocesa. Los niños y los jóveces del lugar parecen haber caído bajo el influjo de alguna terrible locura y han asesinado con crueldad a sus mayores. El caso es puesto en manos de un agente de Scotland Yard especializado en este tipo de sucesos extraños. Mientras tanto, una modesta compañía cinematográfica, Hammer Films, se ha propuesto volver a poner de moda el cine de terror con una innovadora y truculenta adaptación de Frankenstein. Para ello contratan a Peter Cushing y le encargan, de cara a preparar su papel, que recurra a diversos especialistas para profundizar en las raíces del miedo humano. Ambas historias van a a confluir en la búsqueda de La fete du Monsieur Orphée, un misterioso rollo de película de los años del cine mudo que parece dejar un rastro de tragedia, sangre y destrucción tras ella.

CD Orfeo



Orfeo Ediciones S.L.
, es una editorial fundada en 1996 dedicada a la publicación de libros y revistas especializadas.


La Fundación Orfeo es una Fundación Cultural sin ánimo de lucro que quiere servir, entre otros fines, para potenciar el conocimiento y la popularización de la música clásica en España y, muy especialmente, nuestra música, nuestros autores y nuestros intérpretes, con singular atención a los jóvenes músicos.

Comparsa Orfeo

Orfeo y Carunberacito se coronaron campeonas del “Carnaval Artesanal”
Fecha Publicación: Martes, 14 de Febrero de 2012

Con su tema “Génesis de la Nueva Era”, la comparsa Orfeo sumó un total de 2435,67 puntos y se consagró campeona en los carnavales de Monte Caseros. Los premios se entregaron el domingo por la noche en el corsódromo “Paso de los Higos”, y hubo polémica por la ausencia de los comparseros de Carún Berá.



El presidente y los integrantes de Orfeo, junto a la copa que la consagra como hexa campeona de los corsos casereños.
La comparsa Orfeo, por suma de puntos, se consagró como la gran campeona en la Capital del Carnaval Artesanal del país, en Monte Caseros. Carunberacito, se alzó con el título en infantiles. La entrega de premios se realizado el domingo por la noche, en el corsódromo “Paso de los Higos”.
Luego del recuento de los puntos puestos por los jurados, que se inició alrededor de las 14 del domingo y culminó pasadas las 19, la hexacampeona se quedó con un total de 2435,67 puntos, seguida por Carún Berá, con 2425; y Shangay, con 1903,08. Estos son los resultados de los rubros: Figuras, Comparsa, Escuela de Samba, Samba enredo y Alegorías.
Orfeo eligió este año el tema “Génesis de la Nueva Era”, con el fin de mostrar e instalar, a través de sus trajes y carros, la problemática del medio ambiente y el cuidado por el planeta.
El Coordinador de los Carnavales, Gabino “Cacho” Galarraga, detalló cómo se dieron los resultados de los distintos rubros, que dieron a Orfeo el campeonato. “Los resultados del Campeonato no se definen por la cantidad rubros sino por la cantidad de puntos: Figuras ganó Carún Berá por 21, 83 puntos, Comparsa Orfeo por 42 puntos, Escuela de Samba Carún Berá 26,50 puntos, Samba Enredo Orfeo 28,50 puntos y Alegoría Carún Berá 11,50, la sumatoria de todo esto le da a Carún Berá 59,83 mientras que Orfeo obtuvo 70, 5 puntos, quedando está con 10,67 puntos de diferencia”, señaló.
En la noche de premiación, molestos con el resultado, algunos de los integrantes de Carún Berá que habían recibido distinciones, no fueron a retirar sus premios. La organización decidió entonces no nombras más a los ganadores de esa agruapción. Esto, generó enojo de los “carunchos”, presentes en el corsódromo.

Infantiles
En lo que se refiere a las agrupaciones infantiles, la gran campeona fue Carunberacito. Se quedó con los premios al Porta Estandarte y la cordonera de Escuela de Samba; el Maestro de Sala y Porta Bandera de Escuela de Samba; Bastonera de Escuela de Samba, Candela Fochezato; Bastonera de Comparsa, Naiara Torres, y Embajadora, Fernanda Liz. También su samba enredo fue considerado el mejor, al igual que su escuela de samba. Ganó además, el rubro Figuras y el Premio Nelson Sabetay, fue para Lucía Rivero.
En tanto, el Grupo Alegría, se quedó con los rubros, Porta Estandarte y cordoneras de Comparsa, y Maestro de Sala y Porta Bandera de Comparsa.
En cuanto al rubro Alegoría, se ubicó primera Carunberacito, seguida por Alegría y Orfeito. Esta última, se alzó con el rubro Comparsa.

Orfeo y Eurídice



Ella fue mi canción inspiradora,
y la musa raíz de mi canción;
mas la muerte, noctámbulo ladrón,
la arrebató antes de brillar la aurora.

No era mi amor, ni lo es, amor que ignora,
y al Hades descendí. La persuasión
de mi canto logró su redención,
que cede el Hades si mi canto implora.

"Llévatela a la luz, mas sin volverte
a mirarla en las sombras, o la muerte
de su destino habrá de apoderarse".

¡Oh, impaciencia del hombre enamorado!
Volví los ojos, y me fue arrancado
el corazón al verla evaporarse…

Orfeo



Artista
tulo
Français : Orphée
Fecha

1865

Anima Sola - Orfeo

Relatan la trágica historia de un hombre
que a su amada perdió.
Destino en forma de muerte los separó.
En su desesperación la quiso seguir,
más allá de la muerte.
Anheló su recuerdo y en su tristeza cantó.

Los ríos se detuvieron,
las piedras de pena lloraron,
y la tierra en que moraba se estremeció.

Compuso en su intenso dolor
melodías que, como lamentos,
estremecieron el corazón
de todo aquel ser que las escuchó.
Y rogando por recuperarla,
una oportunidad se le dio.

Acallando almas y peligros con melancolías
notas de amor el tártaro atravesó.
El propio dios conmovido le concedió
su petición con una condición.

Deberás ir primero, a tu amada no podrás mirar
hasta traspasar de mi reino el umbral.

Acallando almas y peligros con melancolías
notas de amor el tártaro atravesó.
El propio dios conmovido le concedió
su petición con una condición.

Deberás ir primero, a tu amada no podrás mirar
hasta traspasar de mi reino el umbral.

De nuevo su corazón latía, pues su
amada volvería, y juntos marcharon
por la oscura senda.
Pero al final de su camino,
su confianza flaqueó,l
su corazón dudó.

Ante sus ojos se desvaneció.
No hubo palabras de amor,
sólo un adiós de sus
labios brotó.
Sin pasión ni dolor,
sólo un último triste adiós, suspiró..

Mosaico de Orfeo.

Museo arqueológico de Antioquía (Turquía)

Fuente Orfeo en Madrid


Estadio Orfeo Superdomo



El Estadio Orfeo Superdomo se ubica en la ciudad de Córdoba, Argentina, y es utilizado para varios espectáculos musicales, teatrales y múltiples eventos deportivos: vóley, box, tenis, básquet. conferencias, cenas, exposiciones, ferias, etc.
Es el primer espacio integral de Argentina concebido especialmente para el desarrollo de espectáculos musicales y teatrales. En el actuaron artistas como Muse.

Orfeo en los infiernos


Orfeo en los infiernos (título original en francés, Orphée aux enfers) es una ópera cómica en cuatro actos con música de Jacques Offenbach y libreto en francés de Hector Crémieux y Ludovic Halévy. Fue estrenada en el Théâtre des Bouffes de París el 21 de octubre de 1858. Se dice que es la primera opereta larga.Las anteriores operetas de Offenbach fueron obras de un acto a pequeña escala, puesto que la ley en Francia no permitía ciertos géneros de obras largas. Orfeo no sólo era más larga, sino también más arriesgada musicalmente que las piezas anteriores de Offenbach.

También fue la primera vez que Offenbach usó la mitología griega como telón de fondo para una de sus bufonadas. La obra hace referencia al mito del poeta y músico Orfeo y su esposa, Eurídice, el mito amoroso más antiguo de la Grecia clásica. La opereta es una parodia irreverente y sátira feroz de Gluck y su Orfeo y Eurídice y culmina en el galop infernal ("galop infernal") subido de tono que asombró a parte de la audiencia en el estreno. Otros objetivos de la sátira, como se haría típico en las burlesques de Offenbach, son las interpretaciones rebuscadas del drama clásico de la Comédie Française y los escándalos de la sociedad y la política del Segunda Imperio Francés.

Orfeo y Euridice



Artista

Creator:Federico Cervelli

Título
Français : Orphée et Eurydice

Orfeo




Descripción
Fecha
  • 28 de septiembre de 2006
Fuente
  • Trabajo propio
Autor

martes, 7 de febrero de 2012

Gladiator

Bueno, esta película nos deja una serie de referentes que a lo largo del curso nuestra querida Toñi intenta mostrarnos. En primer lugar el tema del destino: Es curioso el capricho que tiene el destino con el comandante Máximo,  el cual es mandado asesinar por el nuevo emperador, quien mata a su propio padre por ambición, por querer ser emperador. Máximo logra huir de ese destino, pero en su camino acaba siendo vendido a un reclutador de gladiadores, y acaba volviendo a Roma donde el emperador intenta por todos los medios que muera, enfrentándolo a tigres y al mejor gladiador que había pisado el coliseo, pero fueron intentos inútiles... Al final Máximo concluye con su venganza matando al emperador en un duelo que él mismo concierta y como no... siendo el emperador tiene que llevar ventaja a su oponente y más teniendo en cuenta que es muy hábil y ágil, por lo que antes del combate hiere de forma grave a Máximo clavándole en el costado un cuchillo y dejándolo débil, mareado y nauseabundo... Aún así Máximo logra la victoria y he aquí la acción del karma, como le devuelve al emperador con la misma moneda que había tratado, y como a Máximo le otorga la libertad y el poder estar reunido de nuevo con su familia... y así el destino se cobra la vida de Máximo. La muerte, un destino del que ningún ser puede escapar... Además la banda sonora que lleva la película es espectacular, conlleva múltiples sentimientos que al menos a mi me transmite, como son tranquilidad, grandiosidad, libertad, etc...
También tiene muchos valores a tener en cuenta como el valor, honestidad, justicia, libertad, compasión, amor, amistad, compañerismo, etc.
Aunque también tiene valores negativos como la traición, venganza, odio, temor...
Aquí os dejo el trailer de la película(en ingles por desgracia no esta en español..), un video motivacional y su banda sonora correspondiente





Un saludo!

sábado, 4 de febrero de 2012

Para mis alumnos y todos los que son como ellos



Carta a María por



Arturo Pérez-Reverte





Tienes catorce años y preguntas cosas para

las que no tengo respuesta. Entre otras razones,

porque nunca hay respuestas para todo.

Y además, he pasado la vida echando la pota

mientras oía a demasiados apóstoles de vía estrecha,

visionarios y sinvergüenzas que decían tener

la verdad sentada en el hombro. Yo sólo puedo

escribirte que no hay varitas mágicas, ni ábrete

sésamos. Esos son cuentos chinos. De lo que sí

estoy seguro es de que no hay mejor vacuna que el

conocimiento. Me refiero a la cultura, en el sentido

amplio y generoso del término: no soluciona casi

nada, pero ayuda a comprender, a asumir, sin caer

en el embrutecimiento, o en la resignación. Con

ello quiero sugerirte que leas, que viajes, y que

mires.

Fíjate bien. Eres el último eslabón de una

cadena maravillosa que tiene diez mil años de historia;

de una cultura originalmente mediterránea

que arranca de la Biblia, Egipto y la Grecia clásica,

que luego se hace romana y fertiliza al occidente

que hoy llamamos Europa. Una cultura que se

mezcla con otras a medida que se extiende, que se

impregna de Islam hasta florecer en la latinidad

cristiana medieval y el Renacimiento, y luego viaja

a América en naves españolas para retornar enriquecida

por ese nuevo y vigoroso mestizaje,

antes de volverse Ilustración, o fiesta de las ideas,

y ochocentismo de revoluciones y esperanzas. O

sea, que no naciste ayer.

Para conocerte, para comprender, lee al

menos lo básico. Estudia la Mitología, y también a

Homero, y a Virgilio, y las historias del mundo antiguo

que sentó las bases políticas e intelectuales de

éste. Conoce al menos el alfabeto griego y un vocabulario

básico. Estudia latín si puedes, aunque

sólo sea un año o dos, para tener la base, la madre,

del universo en que te mueves. Da igual que te

gusten las ciencias: ten presente —como siempre

recuerda Pepe Perona, mi amigo el maestro de

Gramática—, que Newton escribió en latín sus

Principia Mathematica, y que hasta Descartes toda

la ciencia europea se escribió en esa lengua.

Debes hablar inglés y francés por lo menos, chapurrear

un poco de italiano, y que el estudio del

gallego, del euskera, del catalán, que tal vez sean

tus hermosas y necesarias lenguas maternas, no te

impida nunca dominar a la perfección ese eficaz y

bellísimo instrumento al que aquí llamamos castellano

y en todo el mundo, América incluida,

conocen como español. Para ello, lee como mínimo

a Quevedo y a Cervantes, échale un vistazo al

teatro y la poesía del siglo de Oro, conoce a Moratín,

que era madrileño, a Galdós, que era canario,

a Valle—Inclán, que era gallego, a Pío Baroja, que

era vasco. Rastrea sus textos y encontrarás

etimologías, aportaciones de todas las lenguas españolas

además de las clásicas y semíticas. Con

algunos de ellos también aprenderás fácilmente

Historia, y eso te llevará a Polibio, Herodoto, Suetonio,

Tácito, Muntaner, Moncada, Bernal Díaz del

Castillo, Gibbon, Menéndez Pidal, ElIiot, Fernández

Álvarez, Kamen y a tantos otros. Ponlos a todos en

buena compañía con Dante, Shakespeare, Voltaire,

Dickens, Stendhal, Dostoievski, Tolstoi, Melville,

Mann. No olvides el Nuevo Testamento, y recuerda

que en el principio fue la Biblia, y que toda la

historia de la Filosofía no es, en cierto modo, sino

notas a pie de página a las obras de Platón y

Aristóteles.

Viaja, y hazlo con esos libros en la intención, en la

memoria y en la mochila. Verás qué pocos fanatismos

e ignorancias de pueblo y cabra de

campanario sobreviven a una visita paciente a El

Escorial, a una mañana en el museo del Prado, a

un paseo por los barrios viejos de Sevilla, a una

cerveza bajo el acueducto de Segovia. Llégate a la

Costa de la Muerte y mira morir el sol como lo

veían los antiguos celtas del Finis Terrae. Tapea en

el casco viejo de San Sebastián mientras consideras

la posibilidad de que parte del castellano

pudo nacer del intento vasco por hablar latín.

Observa desde las ruinas romanas de Tarragona el

mar por el que vinieron las legiones y los dioses,

intuye en Extremadura por qué sus hombres se

fueron a conquistar América, sigue al Cid desde la

catedral de Burgos a las murallas de Valencia, a

los moriscos y sefardíes en su triste y dilatado

exilio. En Granada, Córdoba, Melilla, convéncete

de que el moro de la patera nunca será extranjero

para ti. Y sitúa todo eso en un marco general, que

también es tuyo, visitando el Coliseo de Roma, la

catedral de Estrasburgo, Lisboa, el Vaticano, el

monte San Michel. Tómate un café en Viena y en

París, mira los museos de Londres, descubre una

etimología almogávar en el bazar de Estambul o

una palabra hispana en un restaurante de Nueva

York, lee a Borges en la Recoleta de Buenos Aires,

sube a las pirámides de Egipto y a las mejicanas

de Teotihuacán. Si haces todo eso —o al menos

sueñas con hacerlo—, conocerás la única patria

que de verdad vale la pena.